Por qué hay más de 50 hábitos, que te han dicho que tienes que hacer, pero que en realidad se están cargando la alimentación de tus hijos.

Y cómo puedes conseguir que a tí no te pase, aprendiendo cosas que otros no saben……..

Hola, soy Tania y me dedico a la alimentación infantil y familiar.

Pero antes de contarte cómo lo hago, déjame hacerte estas preguntas:

1 – ¿Tienes hijos y te preocupas por su alimentación?

 

2 – ¿Tus comidas en casa oscilan desde el punto “este niño no me come na`, que amargura” hasta el punto “Yo cojo la maleta y me voy”?

 

3 – ¿Tienes un bebé y dudas sobre cómo empezar con la alimentación complementaria?

 

4 – ¿Te cuesta organizarte en casa y al final tienes que acabar tirando del pollo envasado del Mercadona?

 

 

Bien, si al menos una de esas respuestas es afirmativa, puedo ayudarte, sigue por aquí.

 

 

Si no tienes hijos o ya consigues que se coman las espinacas mejor que Popeye, no necesitas mi ayuda (pero oye, eres bienvenida).

Entonces,

Tengo una comunidad por email y es 100% gratuita.

Cada día te escribo un email corto para darte una pequeña cápsula sobre alimentación y salud.

 

¿Por redes sociales? No, por email.

 

En las redes sociales hay demasiado ruido, consumimos por consumir y perdemos demasiado tiempo.

 

Eso no es sano, y aquí venimos a hablar de salud.

 

Además, te mando 2 regalos: Una guía para empezar la alimentación complementaria con el método BLW y una guía con las 5 claves que están fallando en la alimentación de tus hijos y sus soluciones.

 

Y si no te gusta, te das de baja cuando quieras, con un simple clic y sin dar explicaciones a nadie.

 

**Si estás interesado en alguno de mis cursos o asesorías recibirás toda la información en cuanto entres en la comunidad.

Si en algún momento has pensado que conseguir que tus hijos se coman el plato de verduras sin rechistar es misión imposible, te voy a demostrar que sí se puede, y de una forma más fácil de lo que crees.

Pero déjame que te cuente una historia, porque hablábamos de «niños mal comedores»………

Mis niños no lo son. Es más, si me descuido, un día me sacan los ojos y se los comen también.

 

No es que tengan un don especial ni sean súper niños, es que he tenido la suerte de tener mucha información desde el principio.

Mis niños no, pero yo sí.

Yo si fui mal comedora, ni te lo imaginas.

 

Luego fui una niña gorda y fea (al menos en mi cabeza) que se comía los trozos de pan a escondidas.

 

Luego fui una adolescente que se alimentaba a base de menestras y de postre unos donetes (para compensar).

 

Luego he sido un poco de todo hasta que dejé de hacer locuras y aprendí a comer.

 

Luego Fuí Madre

Y mi niño era tan bonito y tan delicado y tan de todo…..

……..que no quería que pasara por lo mismo que yo, y entonces me volví un poco loca.

 

Me volví loca y me puse a estudiar todo lo que caía en mis manos sobre nutrición infantil y sobre infantil sin nutrición (A mi cuando me da por algo…..)

Y aprendí, jolín que si aprendí..

Después tuve otro niño y seguí aprendiendo..

Pasé consultas y seguí aprendiendo de otros padres.

Di talleres a diestro y siniestro y aprendí un poco más de esos padres también.

Y ahora, enseño lo que aprendo.

Bien, debes saber que cuando vas a contracorriente te juzgan, eso es así.

Yo en ese punto me di cuenta de que:

 

1 – Iba a hacer siempre lo que me hiciera sentir bien, tuviera apoyo o no.

 

2 – Me iba a dedicar a que otras mujeres no pasaran por lo mismo que yo estaba pasando.

 

Y aquí estoy, ni tan mal.

 

Mis niños felices y yo viviendo en paz.

 

Más en paz de lo que hubiera imaginado nunca..

Teniendo la suerte de acompañar a otras mamás y haciendo su día a día mucho más sencillo.

Algunas cosillas que vas a aprender aquí:

→ Por qué tus hijos te pueden enseñar unas cuantas cosas a tí, que tu jamás podrías enseñarles a ellos.

 

→ El motivo por el que nos cuesta tanto dejar de comer basurilla, aunque lo intentemos con todas nuestras fuerzas y dónde está el fallo que todos estamos cometiendo.

 

→ La historia que ha dejado a más de un lector asombrado y que desmonta por completo todo lo que nos han hecho creer sobre alimentación saludable.

 

Cuál es la frase que se repiten casi todas las madres con niños pequeños y porqué no nos sirve para nada.

 

→ Como pasar al siguiente nivel para que no vuelvas a recuperar todo el peso perdido, evitando vivir de dieta en dieta.

 

→ Y unas cuantas cosas más…

ENTONCES........

Te mando un email, casi a diario.

En él te cuento cosas que te sirven para mejorar la alimentación en casa.

Cosas cortas, que me he dado cuenta de que si escribo mucho la gente no me lee.

 

Los mando sin mucho drama.

 

Hay a personas a las que les parecen graciosos y todo.

Por ejemplo a María, de @maria_de_haro:
Leer Más
“Tania quería decirte que me encanta tus emails! Estoy enganchadísima!”
O a Laura:
Leer Más
“Tania tus emails son un chute de energía para que nos demos cuenta de que la alimentación forma una parte muy importante en la educación, y como tod, hay que trabajarlo bien desde la base. Mata mitos antiguos y nada actualizados y facilita la organización semanal del menú familiar”
O a Lydia de www.arisbabyandyou.es:
Leer Más
“En resumen, me tienes enganchada a tus historias y desde luego, estoy aprendiendo un montón.»
O a Luisa, de www.comopiensocomo.com
Leer Más
“No tengo hijos. Dudo que el BLW vaya a formar parte de los consejos que tenga que dar en consulta (es aprender por vicio), y aún así, Tania me tiene enganchada casi cada mañana a su newsletter con sus anécdotas y reflexiones (¡ y ese tono con el que escribe!), invitándome a sus mentorías, que no tengo duda que serán fantásticas. En un mundo inteligente, Tania tendría cientos de miles de seguidores.... En su newsletter se puede aprender más allá de la nutrición."

En esos emails también ofrezco mis cursos. Pero no en plan pesada, tu si quieres los compras y sino, no.

 

Si el email no pasa tu radar de chistes también te puedes dar de baja, en un clic, sin dar explicaciones.

 

LIBERTAD ABSOLUTA.

¡Ah! Y también mando menús, que eso siempre hace ilusión.

 

No es un menú ovo-lacto-vegetariano, sin gluten, apto para intolerantes a la lactosa, y de 1500 kcal.

 

Es el menú que hago en mi casa, porque no tengo tiempo para currármelo más, pero está muy bien equilibrado y sirve para adultos y niños.

 

Es más, en este primer email te voy a mandar 2 regalos.

 

¡Pero no por ser regalos te pienses que no tienen valor!

Para aprender a comer bien sin hacer un máster de nutrición

Recibe tus regalos para hacerte la vida un poco más sencilla y entra a formar parte de la comunidad por email gratuita.

 

Si te cansas, te das de baja en un clic.