Se escucha mucho lo de que los bebés son lactantes hasta los 2 años, pero en mi opinión, esto puede conducir a error y hay que contextualizarlo, por ese motivo escribo este post.

 

La definición de lactante es “que mama” y la definición de lactancia es “sistema de alimentación exclusiva de leche”.

 

La evidencia científica actual y las recomendaciones (actualizadas) nos dicen que un bebé estará alimentándose exclusivamente de leche aproximadamente hasta los 6 meses de edad. Habrá niños que tarden un poquito más o menos.

 

La única exclusividad con respecto a la lactancia es hasta esa edad…A partir de ese momento, el del inicio de la alimentación complementaria, el bebé no necesita obligatoriamente tomar leche, porque sus nutrientes los puede adquirir de otras maneras diferentes (a través de los alimentos sólidos).

 

Ahora, antes de que cunda el pánico y nadie se piense que no apoyo la lactancia…No quiere decir que no sea SÚPER RECOMENDABLE continuar con la lactancia durante esa etapa, sobre todo si es lactancia materna, pero también con la leche de fórmula.

 

La lactancia es tremendamente nutritiva y nos asegura que el niño está bien alimentado, además, la lactancia materna contiene no sólo nutrientes, si no un alto poder probiótico y una importante cantidad de oligosacáridos que ningún otro alimento (tampoco la leche de fórmula) puede aportar.

 

Y tampoco quiere decir que la comida sea más importante que la lactancia en esa etapa. Yo hasta hace poco, divulgaba al igual que muchos profesionales que la lactancia es el alimento principal durante esa etapa y que la comida es secundaria.

 

Sin embargo, voy a cambiar mi discurso porque después de tratar a muchas familias y a muchos bebés, veo más honesto y responsable decir que:

 

A partir de los 6 meses o del momento de empezar la alimentación complementaria, será el bebé el que decida cual es su alimento principal. Algunos bebés darán prioridad a la lactancia y otros bebés a la comida y nosotros, debemos respetar en la medida de lo posible sus preferencias.

Es el bebé el que va a ir marcando las pautas.

¿HASTA CUANDO CONTINUAR LA LACTANCIA?

Una vez iniciada la alimentación complementaria, hasta que mamá y bebé puedan y quieran.

 

Las recomendaciones de la OMS son intentar continuar hasta los 2 años mínimo, pero es muy individual, habrá familias que continúen más tiempo y habrá familias que continúen menos tiempo, y a ningún niño le va a faltar nutrientes.

 

Aquí también quiero aclarar algo, que, en mi opinión, se está malinterpretando: Cuando se dice que la lactancia es recomendable hasta los 2 años y que hay que hacerla a demanda, se están creando exigencias demasiado rígidas para las familias y para las madres.

 

Teniendo en cuenta, que, a partir de un determinado momento, un niño ya tiene asegurados nutrientes a través de la alimentación sólida, es interesante poder dar lactancia a demanda, pero no sólo deben primar las necesidades del bebé, sino también las de la madre.

 

Si a ti, como mamá, no te va bien darle a tu hijo a demanda 5 veces al día leche cuando el niño tiene 1 año, por ejemplo, reduce las tomas o distribúyelas de una forma que también te vayan bien a ti (el niño no va a morir de hambre ni se va a sentir abandonado por ello).

 

Bebé y mamá sois un equipo y las necesidades de ambos importan.

 

Cuando se dice que un niño es lactante hasta los 2 años, no quiere decir que obligatoriamente tenga que tomar leche hasta los 2 años, sino que la media de los niños toma leche hasta esa edad. De hecho, en sociedades y tribus ancestrales, lo normal es que los niños tomen lactancia materna hasta los 3-4 años.

 

Pero no es obligatorio, simplemente es una media.

La ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD dice:

La leche materna es el alimento ideal para los lactantes. Es segura y limpia y contiene anticuerpos que protegen de muchas enfermedades propias de la infancia. Además, suministra toda la energía y nutrientes que una criatura necesita durante los primeros meses de vida, y continúa aportando hasta la mitad o más de las necesidades nutricionales de un niño durante la segunda mitad del primer año, y hasta un tercio durante el segundo año

Este último párrafo no quiere decir que sólo la leche materna le puede aportar esas necesidades nutricionales después de los 6 meses, sino que es una forma segura de aportarle esas necesidades nutricionales, pero también se podrían aportar a través de la alimentación.

 

Aunque claramente la leche materna es más que nutrientes.

¿UNA VEZ QUITAMOS LA LACTANCIA, CUÁNTOS LÁCTEOS NECESITAN?

Antes de nada, hay que matizar que antes del año no es recomendable dar lácteos a los bebés. Así que, si no estás dando lactancia materna, su sustituta sería la leche de fórmula.

 

Una vez superado el año, si estás dando fórmula puedes sustituirla por leche entera normal o derivados (yogur natural o queso).

 

Pero ahora, viene lo importante: Los lácteos no son, de ninguna manera, imprescindibles.

 

Hay muchas sociedades en las que no se consumen lácteos y muchas tribus en las que los niños y adultos sobreviven sin consumir ningún tipo de lácteo teniendo una salud de hierro.

 

¿Por qué no son imprescindibles?

 

Porque absolutamente cualquier nutriente de los que tienen los lácteos te lo pueden aportar otros alimentos.

 

Entonces, a partir del año, o a partir del momento en que decidas destetar al bebé, no tienes que dar ningún número de raciones específico de lácteos al día.

 

Podrías simplemente destetar sin sustituir esas tomas por absolutamente nada.

 

Repito: No tienes que dar 1, ni 2, ni 3 raciones de lácteos al día.

 

Si en casa consumís lácteos y al niño le gustan, se los das.

 

Si en casa no consumís lácteos o el niño no tiene interés, no se los das.

¿QUÉ LÁCTEOS?

Como he comentado antes, leche entera o yogur natural entero o queso (cuidado con el queso durante los primeros años de vida porque suele un alto contenido en sal, así que es mejor no abusar).

 

Siendo más interesantes siempre los lácteos fermentados como el yogur, por su digestibilidad y su poder probiótico.

INDIVIDUALIZAR, ANTE TODO

Imagina que tu peque tiene 1 año y que decides dejar de dar el pecho por el motivo que sea. En ese momento, puedes no sustituir el pecho por nada o puedes ir introduciendo algún lácteo al día…es una decisión muy personal, tuya y del bebé.

 

Imagina que le venías dando leche de fórmula. A partir del año podrías cambiar la leche de fórmula por leche entera normal y seguir dando a demanda, hasta que tú o el peque consideréis oportuno. Es decir, actuar igual que si estuvieras dando pecho e ir “destetando” paulatinamente según vuestras necesidades.

¿Y QUE PASA SI MI HIJO NO QUIERE LECHE DURANTE EL PRIMER AÑO?

Esto es poco común, pero a veces sucede. Me he encontrado con familias que realmente tienen niños que no aceptan la lactancia de buen grado, ya sea materna o artificial, y que cuando empiezan a comer alimentos sólidos, terminan dejando la lactancia y es casi imposible que la tomen.

 

Las familias viven agobiadas intentando todos los métodos posibles y haciendo recetas especiales con leche de fórmula, obligando a los niños a tomar biberones mientras duermen, etc..

 

Aquí mi recomendación:

 

Relax por favor.

 

Las medias son medias, un niño suele ser lactante hasta los 2 años aproximadamente, lo cual no quiere decir que un niño tenga que ser lactante hasta los 2 años.

 

Cada niño es un mundo, y si un niño de 8 meses está comiendo sólidos y adquiriendo nutrientes a través de la alimentación complementaria, y no tiene ningún tipo de interés por la lactancia, no hay que obligarle. No le van a faltar nutrientes.

 

Cada niño es diferente y en tal caso, nuestra preocupación y energía debe ir enfocadas a que el niño coma de la forma más nutritiva posible.

CONCLUSIÓNES FINALES:

Las cosas no son blancas, ni negras. La lactancia es maravillosa, pero no es obligatoria.

 

La mayoría de los niños son lactantes durante largo tiempo, pero no todos lo son.

 

Dar a demanda es importante durante el máximo tiempo posible, pero no es obligatorio.

 

Las necesidades del bebé importan, pero también las de la madre.

 

Hay que incentivar la lactancia materna porque es importante, porque es nutritiva y porque la estábamos perdiendo, pero no hay que exagerarla ni vivir con miedo.

¿ESTE POST RESUENA CONTIGO? PUEDES COMPARTIRLO EN LOS SIGUIENTES ENLACES:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter

COMUNIDAD PRIVADA

Si quieres formar parte de una comunidad de miles de personas y estar al día de todas las novedades en alimentación familiar pincha aquí

4 respuestas

  1. Y si el bebé de 14 meses básicamente se alimenta de leche de fórmula? Sólidos apenas come ni se atreve a probar (BLW desde los 7 meses) y para ella lo que la quita el hambre es el biberón. Puede tomar más o menos pero no puede renunciar a él porque básicamente es lo que la llena. Me preocupa mucho que no esté recibiendo los nutrientes que necesita

    1. Hola! La verdad es que me sería imposible darte un consejo concreto por aquí. Necesitaría saber mucha más información al respecto sobre el recorrido del peque con su alimentación.

  2. Hola Tania!!! Cómo estás? ME encantó éste post. Hace tres días tuvimos control con mi bebé de 15 meses, al que casi no quiere comer nada… sólo mamar, y su enfermera me dijo que venía manteniendo el peso sin grandes subas y que ésta vez a bajado de peso.
    A lo que me he sentido muy frustrada cómo mamá. He intentado con fruta, con purés, con pedacitos , con yogurt, con leche de fórmula, con arroz, (que me acepta un poco), le doy un postre de natillas porque es lo único que come sin penas.
    Que me aconsejarias?
    Muchas Gracias por compartir todo lo que sabes, me ayudas mucho!

    1. Hola Eugenia, muchas gracias a ti por leer el post y escribir. La verdad es que por aquí me es difícil ayudarte porque todo lo que pongo es a nivel general y luego hay que estudiar cada caso en concreto. A mi no me preocupa que un peque esté cogiendo poco peso si se encuentra bien, y también que pase por una etapa de comer poco (esas etapas son normales). Si es algo continuo o más prolongado habría que ver el caso concreto de una forma más específica. Siento no poder ayudarte más desde aquí, un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *