Dice Thich Nhat Hanh algo así como: «Las personas creen que caminar por el agua es un milagro, pero yo creo que el milagro es caminar por la tierra».

 

Cada día, cada paso que damos, es un milagro.

 

Salir a caminar y sentir la brisa fresca en la cara, es un milagro.

 

Andar es un milagro.

 

 

Esta mañana he salido a pasear a las 07:00 y el sol se veía completamente rojo en el horizonte.

 

Un milagro.

 

Tener un alimento que llevarse cada día a la boca es un milagro.

 

Que de una simple semilla crezca una planta y esa planta nos de un fruto que tiene la capacidad de saber diferente dependiendo en qué momento lo arranques y que puede aportarnos una variedad de texturas y matices diferentes dependiendo de en qué formato o que utensilio utilices para cocinarlo es un puñetero milagro.

 

Se nos olvida pensar en esto.

 

Y desde luego se nos olvida transmitírselo a nuestros hijos.

 

 

Pero cuando vamos a H&M a comprarnos una camiseta y la podemos estrenar nos entusiasmamos.

 

¡Guau! ¡Es nueva!

 

Pero a los 2 días deja de ser nueva y ese entusiasmo pasa.

 

Necesitamos más.

 

Más, más, más…

 

Más estímulo.

 

 

 

«¿Qué tengo que hacer para que mi hijo coma bien?»

 

«¿Cuántos hidratos de carbono le tengo que dar?»

 

«¿Es mejor carne blanca o carne roja?»

 

«¿Cuántos días legumbres a la semana?»

 

 

 

Lección número 1 para que tu hijo coma bien:

 

Ve al campo con él, recoge un calabacín, llévalo a casa, lávalo, córtalo, cocínalo de la manera más sencilla y deliciosa que se te ocurra, y durante ese tiempo ten a tu hijo cerca y preocúpate porque todo el tiempo esté entendiendo que eso que estáis haciendo juntos es un milagro.

 

 

Lección número 2:

 

No lo hagas 1 día, hazlo todos los días porque tienes la suerte de poder vivir un nuevo milagro a diario.

 

 

Lección número 3:

 

No tengas expectativas sobre lo que tu hijo debe aprender o no. Simplemente haz todo este proceso porque es un regalo que le quieres dar, y que él juzgue si ese regalo es válido o no para su vida.

 

 

 

 

Un abrazo,

 

Tania.

¿ESTE POST RESUENA CONTIGO? PUEDES COMPARTIRLO EN LOS SIGUIENTES ENLACES:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter

COMUNIDAD PRIVADA

Si quieres formar parte de una comunidad de miles de personas y estar al día de todas las novedades en alimentación familiar pincha aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *